Comida entre semana

Tratamos de coincidir para comer, la única que no pudo fue LIBER, como cada día, tuvo que entrenar y la travesía no le viene bien , por tiempo y distancia, así que nos reunimos la MAMA , el HIJO y yo. Acordamos que la MAMA pasaría por el HIJO y después por mi, había que escoger un lugar cerca de la zona, no debíamos ir muy lejos por los trabajos que continuaban para los tres después de comer, recordé un lugar ROMERITA 28, muy acogedor, esta ubicado justo en la entrada en un hotel boutique, ofertan una comida corrida o menú de día, muy pompi diría Ale: Carpaccio  de remolacha, las hojas finas y a  la temperatura que debes ser, el pan parece hecho en casa, muy poroso pero de buen sabor, agua de sandia, lasagña de buen tamaño y de postre, un pan de poca zanahoria, raciones bien servidas. Dialogamos igual de rico que la comida, temas varios, la mujer de al lado nos observaba mucho, sentía como su mirada se clavaba en cada uno de nosotros por ratos, nos ponía mas atención a nosotros que la fulano con el que compartía, hablábamos del mesero, que si era mayita, del trabajo, del box, algo de política salio por ahí, en fin, son de esos momentos, quizás insignificantes, pequeños y pasajeros que al saborearlos desde otro angulo se vuelven tan grandes y profundos que le dan sentido a muchos sentimientos y maneras de ser de cada uno de nosotros, nomas hay que analizarlos con sabor, como la comida.

 

 

Bendición Nahuatl

«Que la tierra se una a la planta de tu pie y te mantenga firme, que sostenga tu cuerpo cuando éste pierda el equilibrio. Que el viento refresque tu oído y te dé a toda hora la respuesta que cure todo aquello que tu angustia invente. Que el fuego alimente tu mirada y purifique los alimentos que nutrirán tu alma. Que la lluvia sea tu aliada, que te entregue sus caricias, que limpie tu mente y alma de todo aquello que no le pertenece»… Bendición náhuatl

Primos

Es lamentable y muy preocupante saber que alguien de nosotros no esta bien, sea quien sea, todos nos activamos ante una alerta como estas, nuestras conciencias se activan tambien, cada cual a su manera y apuntamos nuestros rezos, plegarias, deseos y pensamientos hacia ese fin comun que todos deseamos para los nuestros tanto como para nosotros mismos, el bienestar y la salud.

Humareda

​A lo largo de la vida conoce uno a mucha gente, de todos tipos, unas se vuelven cercanas y perduran por mucho tiempo en uno, otras son pasajeras y pasan como humareda pero le dejan a uno algo impregnado para siempre, aunque ya no las recuerde sino hasta hacer algun recuento momentaneo.

Algo de ellas le dejan a uno, mas que una sombra, recordarlas es rendirles homenaje y reiterarles aun en la distancia y con el tiempo a cuestas: nunca te olvidare, eres hermosa.

El Mareo

Avanzo y escribo

Decido un camino

Las ganas que quedan se marchan con vos

Se apaga el deseo

Ya no me entre veo

Y hablar es lo que se me da mejor

 

Con los ojos no te veo

Sé que se me viene el mareo

Y es entonces cuando quiero salir a caminar

 

El aire me siega, hay vidrio en la arena

Ya no me da pena, dejarte un adiós

Así son las cosas, amargas borrosas

Son fotos veladas de un tiempo mejor

«De El Mareo, Bajofondo 2008.»

Como todo en esta gran vida, llegara el final. Como dijo en un concierto Ruben Albarran* cuando anunciaba el final de su concierto de 15 años en CDMX,: todo, tod, todo, todito todo todo todo, todititititito tito tito tiene un final. Así las cosas, a seguir cada quien su andar,

Montaigne

the laws of conscience, which we pretend to be derived from nature, proceed from custom.

las leyes de la conciencia, que segun nosotros derivan de la naturaleza, proceden de la costumbre.
La veo y me analizo a mi mismo, trato de entrever mi pasado, el mas pasado, el mas primero de mi, hasta refiriendome a una parte de la infancia, que aunque ya muy pasada, persiste. @noche estabamos igual, debatiendonos entre una cantidad de pensamientos, deseos, necesidades, cuestionamientos, la mayoría en mi caso, paganos y hasta banales, en el caso de ella quizas un poco mas profundos.

1460601609940-1310643136

La vida en sí…

La vida en si misma es un regalo donde nosotros seres libres y pensantes tenemos la oportunidad de decidir nuestro destino. Lo que generamos cada uno de nosotros al pensar positiva o negativamente se va reflejando en nosotros durante el trayecto de nuestros caminos, de nuestros actos, de nuestros legados, nos ubica en una manera de vivir y ser o al reves.

La vida es un viaje.

Hay ruedas, pies, vías de acero, turbinas poderosas, artefactos con hule, con cuero. Por tierra los caminos se cruzan y topan con campos y montañas, llegan al mar en algún punto, se topan con el azul profundo y siguen.

Me gusta viajar, ir lejos o cerca, ver más viajeros, todos distintos, de razas varias, viajando también como uno.

Me gusta pretender entender el camino para llegar a un destino trazado.

Me gusta viajar soñando y observar todos lo componentes de la ruta, del trayecto, imaginar y analizar el por qué estoy andando este camino y para qué.

Me gusta fotografiar lo que a mi andar veo, el tren y el avión y a todos los pasajeros, aunque apesten, aunque  traigan cara de saber o de creer saber a dónde van.

Me gusta saber que alguien está pensando en mí, en mi viaje…

Por las noches, me gusta recorrer las calles del destino y tratar de entender su otra cara, la que oculta y que no todos ven durante el día.

Pero a veces me gusta aceptar que puedo tomar cualquier camino para regresar a casa, con la compañía de la nostalgia casi todo el trayecto, casi toda la vida en todo el viaje y saber que siempre hay alguien que me espera.

Verano del 2014
Donostia