Poemas de Jaime Sabines

https://www.poemas-del-alma.com

Te quiero a las diez de la mañana

Te quiero a las diez de la mañana, y a las once, y a las doce del día. Te quiero con toda mi alma y con todo mi cuerpo, a veces, en las tardes de lluvia. Pero a las dos de la tarde, o a las tres, cuando me pongo a pensar en nosotros dos, y tú piensas en la comida o en el trabajo diario, o en las diversiones que no tienes, me pongo a odiarte sordamente, con la mitad del odio que guardo para mí.

Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y siento que estás hecha para mí, que de algún modo me lo dicen tu rodilla y tu vientre, que mis manos me convencen de ello, y que no hay otro lugar en donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu cuerpo. Tú vienes toda entera a mi encuentro, y los dos desaparecemos un instante, nos metemos en la boca de Dios, hasta que yo te digo que tengo hambre o sueño.

Todos los días te quiero y te odio irremediablemente. Y hay días también, hay horas, en que no te conozco, en que me eres ajena como la mujer de otro. Me preocupan los hombres, me preocupo yo, me distraen mis penas. Es probable que no piense en ti durante mucho tiempo. Ya ves. ¿Quién podría quererte menos que yo, amor mío?

Anuncios

Amigo de mi alma,

No sabes cómo agradezco el que me hayas llamado para contarme tu estúpida pena, digo estúpida porque deriva de una estupidez de un momento estúpido de un güey estúpido por el alcohol y pues por eso lo digo así, ok?. Realmente te siento o te escucho conmovido y algo triste, pero como dicen por ahí: “a ver si con esto escarmienta este pendejo” o “hasta que no pase un desgracia se va a estar en paz” y lamentablemente tienen razón, mucha sino un chingo de razón para pensar así, tu y yo lo pensaríamos, ¿qué dirías de un pendejo que hace lo mismo viéndolo desde una perspectiva sobria? Entonces no podemos culparles, a quienes sean por pensar así de nosotros, pero tampoco deben abusar de su posición de acusadores  porque de algún modo todos forman parte de eso y en algún momento se pueden salpicar, así que no deben ni debemos estigmatizar a nadie de los nuestros cuando la pendejez en cualquier modalidad los embarga, ni debemos caer en la hipocresía excesiva de nuestro arrepentimiento auto-sometiéndonos al exilio o a trabajos forzados que lejos de ayudarnos nos llevan más al abismo de nuestra frustración  y hacen mas fuertes los momentos depresivos de la existencia, de nuestro día a día y esto, hermano mío, es más peligroso porque nos puede ir matando poco a poco, sin que los demás se den cuenta o si quiera lo sospechen y lo peor: que no puedan hacer nada. Así que deja de atormentarte con lo que pudo haber pasado si hubieras hecho esto o aquello para bien o para mal, a trabajar en uno mismo y tratar de NO cagarla más, debemos entender que todo tiene un límite y jugar tanto a rebasarlo nos seguirá llevando a malos momentos, heridas profundas, traumas irreparables y hasta catástrofes irreversibles. Si el asistir a las sesiones de AAA te reconforta de alguna manera o te da cierta sensación de alivio, pues seguí!!!! Pero si no hay nada de esto o de plano te da pa’bajo, pará!  e intenta otra patraña externa y colectiva para que todos vean y se den cuenta que lo estas intentando como los grandes y tu raiting vuelva a subir y te vuelvas a sentir dueño de la situación y la vuelvas a cagar y seguir así hasta que tengas 83 años… o simplemente sé tú mismo e intenta controlarte así como quisieras que se controlaran tus hijos ante una situación similar, así como controlas tus deudas y tu exbox, pero Compadre, Hermano, Amigo, Lalo: no te flageles mas y dale vuelta a la pagina, eres puro corazón, eres Grande y Poderoso estas rodeado de AMOR, tienes una familia grandiosa, has creado mucho en esta vida así que no te lamentes de nada y sigue adelante pero no sufras más que lo fuerte apenas empieza, viene otra etapa difícil que seguro ya estas lidiando, y es el temperamento de tus hijos que se van convirtiendo en individuos y que ni tu ni nadie podrá contener y ahí sí, te vas a dar de palos porque vas a pagar todas y cada una de tus pendejadas.

Te quiero siempre mucho y deseo con todo mi corazón que encuentres la fórmula para no cagarla más.

 

Con el cariño de siempre.

…………..

 

Sigamos intentando tocar el cielo,

                          acariciar las pieles,

No paremos de jugar a ser los buenos

                          y perdamos siendo los malvados que se redimen,

Blasfememos ante el arrepentimiento que intenta aprisionarnos

                         y burlemos una y otra vez la ley,

De quien si no la nuestra?

 

………………..

 

Tus hijos

los míos,

los que engendraste son ellos mismos

serán, quien sabe que serán!.

Tus hijos

los míos

los de ellas que intentan tener sus propias vidas,

su dolor tendrán y sus sueños perseguirán

 

Y, ¿nosotros?

Qué sus sueños no tendrían que ser los mismos que los nuestros?

 

Tus hijos

los míos

que ni son tuyos ni son míos son de la vida y

la vida es de ellos.

 

@